Creado en 18 Marzo 2013

Seguro que ha pensado alguna vez en crear un departamento de I+D, pero y ¿los costes que ello conlleva, será rentable? Con Ideagro hoy es posible que mantenga su apuesta por la innovación pero externalizando ese departamento.

El desarrollo de proyectos de I+D+i es hoy una necesidad en el sector de las berries, y es que las nuevas tendencias de consumo y las crecientes exigencias por parte de todos los eslabones de la cadena, hacen de estos proyectos las únicas herramientas posibles para lograr la tan ansiada competitividad. Sin embargo, probar la viabilidad de estas mejoras o innovaciones, es en muchos casos costosa, especialmente si nos centramos en algunos insumos agrícolas.

En este contexto, surge la empresa Ideagro, especializada en la externalización de los proyectos de I+D, poniendo al servicio del sector todos los recursos que necesita para desarrollar dichos proyectos.

“Contamos con laboratorios y campos de ensayo propios, además de acuerdos con productores, donde realizamos test para nuestros clientes, principalmente fitofortificantes, biofungicidas y bioestimulantes. Aceleramos los trabajos, nos adaptamos a las necesidades y tiempos del cliente, minimizamos las inversiones, gestionamos ayudas para financiar las inversiones, las empresas pueden obtener beneficios fiscales…” nos comenta Pedro Palazón, director técnico de Ideagro, quien añade que otra razón para optar por esta externalización es que, una vez finalizado el ensayo, se emiten informes con los resultados obtenidos, una herramienta muy útil que aportará confianza al cliente final, pues es un aval independiente que otorga más fiabilidad al proyecto.



Proyectos en berries


Presente en el sector de los cítricos, fruta de hueso, hortícolas y berries, visitamos con Palazón algunos de los campos de ensayo en Cartaya donde empresas como Solbiosur, a través de Ideagro, está estudiando la eficacia de dos productos, Moler K y Madurmax, centrados en la aceleración de la maduración e incremento de la productividad en fresas, sin que merme la vida comercial de la fruta. “Tenemos parcelas testigos, y otras donde hemos aplicado estos productos por separado y en combinación. En el caso de la maduración, hemos logrado un incremento constante de entre un 10-15% más de grados Brix, y en productividad, un incremento de entre el 8-10%. Son datos realmente positivos para Solbiosur, y esperamos que en breve, los agricultores comiencen a utilizar estas herramientas para poder aumentar su rentabilidad”, nos explica Pedro Palazón.



También destaca el trabajo que se está realizando en moras, “estamos trabajando con Procrop ISR de Alltech, un inductor de resistencia a enfermedades fúngicas, con el que se pretende controlar las enfermedades utilizando los propios mecanismos de resistencia de las plantas y evitar el uso de productos químicos para su control”, añade Palazón.

Se trata de implementar proyectos reales para resolver problemas actuales que preocupan al sector, y que sin empresas como Ideagro, muchos de ellas se verían abocadas al olvido por falta de tiempo, de personal especializado que determine su eficacia , y además, con costes muy elevados para las empresas, en muchos casos casi inasumibles.

Fuente: Revista Mercados